Loading...

5 cosas científicas que te pasan cuando te enamoras

En este post te presentamos 5 característica de las personas enamoradas.

1.Si tu corazón late más deprisa de lo normal.

Cuando vemos a esa persona que nos vuelve locos, parece como que el corazón se nos sale del pecho, nos ponemos nerviosos y segregamos adrenalina, es decir, nuestras células nerviosas están a tope, en alerta. ¡Nos sudan hasta las manos!

2. Si sientes atracción sexual… es porque  las feromonas que actúan

 Cuando dos personas se atraen sexualmente, se desean, es porque las feromonas regulan nuestro comporamiento sexual. Helen Fisher, antropóloga de Estados Unidos, declaró en su libro Why we love que la primera etapa del enamoramiento es la lujuria porque son liberadas la testosterona y los estrógenos, las hormonas sexuales. Y por eso que sin atracción no hay amor.

loading...

 

3.Las “mariposas” en el estómago, las monoaminas

No comes, no duermes, no te puedes quitar de la cabeza a esa persona, te imaginas como sería tu vida a su lado… y entonces  te entra una sensación escalofriante que hormiguea todo tu cuerpo. Las monoaminas (neurotransmisores) están actuando en tu cerebro.

4. Si sientes que eres la persona más feliz del mundo, eso es por  la feniletilamina

Cuando nuestro cerebro produce feniletilamina, la llamada sustancia de la felicidad que también se segrega cuando comemos chocolate, es que estamos realmente muy enamorados. Incluso  hacemos locuras. Según los científicos, esto puede durar entre dos o tres años.

 

5. Si quieres estar para siempre junto a tu amor, es decir  la oxitocina y la vasopresina

Una es la hormona del abrazo (se segrega de forma máxima durante el orgasmo) y del cariño y apego y la otra, la de la monogamia (cuando un macho no libera esta hormona se va en busca de otras féminas).

Check Also

La ONU declara oficialmente el comienzo de la Tercera Guerra mundial.

La presidenta del Consejo de Seguridad de la ONU, Raimonda Murmokaité, oficializó este viernes desde Nueva …

¿Qué opinas?
Loading...
CARGANDO...
Compartir